En español latinoamericano

Los recursos humanos

Traducido por Karina Atencio

 

Adèle y yo charlábamos por teléfono.

– No puedo más de todo esto. De estos combates perdidos dentro de una institución que muele los barrios molidos. ¡ Háblame de Bretaña !
– Escucha, estoy inmersa en mi huerto. ¿ Viste las fotos ?
– ¡ Sí ya está listo, eso es lo que me pareció increíble! ¡ Se ve la cabaña y el quiosco, se ve magnífico!
– Esto va a ser excelente : todos los amigos que no pueden más, van a poder venir a descansar aquí. Tus chiquillos se van a divertir, pescar y pasear en barca en el el estanque, ya verás.
– Claro.
– ¡ Necesito conseguir unos 30 000 euros ! ¡ Pero sino todo está listo !. Hasta el cine al aire libre, ya tengo las butacas. Hacen falta 40 y no tienes idea de la cantidad de gente que vota sus viejas butacas en donnons.org
– ¿ Pero compras todo eso sola o con otras personas ?
– ¡ No, no ! ¡ Sola ! La última cosa que quiero hacer en este momento es experimentar la horizontalidad siendo al mismo tiempo la responsable de mi quiosco.
– Sí claro …
– El equipo que va a instalarme un cinecicleta será remunerado con moneda o utilizando el terreno. Lo prestaré a los que quieran hacer algo. Parece que está de moda salvar ballenas atrapadas en un estanque. O si las asociaciones de traductores quieren hacer un merendero durante los días soleados.
– ¿ Y las  subvenciones?
– No quiero. Quiero comprar mi terreno, proyectar las películas de las amigas e invitar a los amigos. Ir a mi ritmo también. Si toco el dinero público, voy a volverme exigente, sabes, por culpa de Mnouchkine. Quiero ir despacito. Y las financiaciones de terrenos para el ocio no son simples. La MAIF me tiene suspendida. Me quieren prestar 100 000 euros para un piso pero no 30 000 para un terreno. O es demasiado o no es suficiente. No entendí bien.

Adèle se ríe.
– Tengo un ex novio que tiene algunos céntimos en Asia …
– ¡Ve allá,  esto lo ven bien!
– Sí, pero no lo llamo desde hace 14 años. ¿ esto no se hace ?

Adèle se muere de la risa.
– Tú, no te atreves a llamar a los recursos humanos para que hagan su oficio al escucharte decirles   » tengo tres chiquillos y no puedo permitirme deprimirme « , lo que es verdad, tienes tres niños y no puedes permitirte una depresión, y yo tendría que llamar a mi ex para saber como le va y pedirle 30 000 euros.

Nos reímos

– ¿ Pero qué hay cerca y cómo son los vecinos?
– No hay muchos, es una zona protegida. Al Norte, se sitúa la ciudad con sus cafés y al subir la pequeña cuesta dejamos el pequeño valle. Y al Sur, comienzan los senderos. Hay una casa bella, es un antiguo molino de agua con una familia simpática que me prestará dos ovejas y  la familia quiere comprar otro trozo de la zona de la cooperativa para hacer un verdadero huerto.
– ¿ Para que son las ovejas ?
– Para cortar el césped.

– Oh sí. De acuerdo. Bueno hace falta que salga de París con Alex y los chiquillos.
-Sí , hasta propongo pasar directamente al plan B y esquivar la depresión, llama a Jean – Jacques Machin y Brigitte Truco a las 2 :00 pm y ya me dirás. Hay que encontrar la persona caritativa y competente, escondida en el organigrama. Por mi parte, tengo más que una sola solución: tengo que encontrar a un patrocinador. Y no te dije: ¡ Carolina está dispuesta a venir a la primera proyección !
– ¿ En Ille-et-Vilaine? ¿ No es demasiado lejos del Canal San-Martin?
– ¡ Vendrá, lo dijo!
– ¡ Entonces esto quiere decir que hay que lanzarse, hay que cosechar todos los euros posibles! ¿ Esto sería para primavera ?
– ¿ Primavera de 2019, pero, Carolina, crees que hasta daría un paseo en barca ? ¡!?

 

Traducido por Karina Atencio